[Entrevista] Alien Sex Fiend

“Somos lo más feo que JAMÁS se ha hecho en el nombre de la música”

Por Mia Palau

Alien Sex Fiend, la legendaria banda británica precursora de géneros como el goth, el EBM y el deathrock, lleva más de 30 años marcando su propia trayectoria. Todos estos son los años que el señor y la señora Fiend y compañía llevan convirtiendo escenarios a lo largo y ancho del globo en grutas fantasmagóricas plagadas de sombras y zombies necrófagos. Su extensa discografía cubre desde los gritos maníacos sobre fuertes descargas electrónicas, hasta hilados loops de industrial pesado, aunque una cosa sí: nunca olvidando su auténtico espíritu punk.

Con motivo de su próxima gira española,  hemos tenido la oportunidad de sentarnos con los artífices de esta banda única, y charlar sobre cine de terror, giras ochenteras llenas de aventuras, de los envites mediáticos que han experimentado y sobre por qué nunca han llegado a disfrutar del éxito comercial.

Respecto a vuestro nombre – en el pasado habéis afirmado que elegisteis “Alien Sex Fiend” (Maníaco Sexual Alienígena) por ser multi-dimensional y porque no implicaba ninguna dirección musical (al contrario que “Heavy Thunder War Lizard”, uno de los nombres que barajásteis, que sonaba mucho a metal).

Nik Fiend: ¡Fue amor al primer mordisco! [risas] Era y es un nombre extraño. Cuando lo escribí por primera vez me di cuenta de que quedaba muy atractivo sobre el papel. Me gusta mucho el arte, y muchas veces veo las cosas desde un punto de vista artístico. El nombre evocaba muchas imágenes en mi mente. Y por supuesto no quería involucrarme en ningún género estrecho de miras dónde fuera inaceptable que me gustara el funky o la música clásica o lo que fuera. Me gustan tantos estilos de música diferentes que quería mantener mi grupo y mi música siempre abierto a nuevas ideas.

Alien Sex Fiend se planteó como un colectivo de gente con maneras de pensar afines, gente con ganas de romper los esquemas. No quiero menospreciar a nadie (yo mismo incluido), pero en los inicios ninguno de nosotros éramos expertos en ningún campo en concreto, siempre nos guiamos más por nuestros instintos que por tecnicismos. Lo cual sigue siendo una realidad a día de hoy. Las personas que estamos involucradas en ASF tenemos la mente abierta. Si alguno quiere un éxito más comercial y recompensas económicas más elevadas son libres de seguir su camino y hacerlo. Y aunque mientras nosotros nunca impediremos a nadie que se vaya por la via comercial, tanto Mrs. Fiend como yo continuaremos siendo lo que hemos sido siempre: unos progresivos. Ser o no ser “comericales” no es algo que nos preocupe.

¿Fue esta elección debida a que preveísteis que vuestro sonido sería fluido y seguiría evolucionando, o fue una forma de revelaros contra las etiquetas?

Mrs. Fiend: Cuando empezamos, la prinicpal corriente alternativa musical en ese tiempo era el psychobilly, y aunque nos encantaban The Cramps, etc., y habíamos escrito canciones en esa línea (como, por ejemplo, “Boneshaker Baby”), no queríamos casarnos con ese género. Queríamos ser capaces de hacer canciones como esa, pero también de poder usar cajas de ritmos y sintetizadores, crear sonidos atmosféricos, cosas quizás más alineadas con Pink Floyd…

Nik Fiend: ¡Mrs. Fiend es muy hippy! Ella fue quien me introdujo a grupos tipo The Velvet Underground y Captain Beefheart.

Mrs. Fiend: Estabamos totalmente de acuerdo en que cualquier influencia sería válida.

Nik Fiend: Sí, que todo tipo de estilos pudieran considerarse y añadirse a la mezcla. Pensamos en ASF como en una especie de batidora musical…

Mrs. Fiend: … mezclando elementos variados para crear algo nuevo. No sé muy bien cómo, pero siempre acaba teniendo un sonido muy “ASF”. Quizás es que nuestro estilo personal siempre acaba traspuando. También es que con un nombre como Alien Sex Fiend era imposible que en un país como Inglaterra acabásemos en el Top of the Pops! [risas]

Nik Fiend: [Riéndose] O en Radio 1 (cadena inglesa mayoritariamente centrada en el pop), excepto por el programa de John Peel – ¡bendito sea!

Mrs. Fiend: ¡Así que para nuestra compañía discográfica en aquella época era una pérdida de tiempo ni siquiera pensar en aquellas cosas! Con un nombre como ése, no nos quedaba más remedio que ser “underground” o un “grupo de culto”, y tal como ha dicho Nik, ya nos estaba bien.

Justo hace poco se os ha añadido a la Encyclopedia Gothica, y últimamente términos como “legendarios” y “pioneros” plagan las noticias sobre la gira que que estáis a punto de emprender. ¿Cómo os sentís ante tales etiquetas?

Nik Fiend: Estoy totalmente en shock. Todavía soy muy fan de muchos otros músicos y de tantos otros artistas, que el hecho que se hable de nosotros en estos términos es muy gratificante.

Mrs. Fiend: Es una pasada, no nos podemos creer que llevemos casi 30 años y todavía estemos aquí. No éramos conscientes del efecto que estábamos teniendo, creo. Desde nuestro punto de vista, lo único que hemos hecho durante todos estos años ha sido continuar al pie del cañón y seguir haciendo música que nos gustara A NOSOTROS.

Nik Fiend: Estábamos la mar de contentos haciendo eso mismo e ignorando las modas pasajeras. Estábamos (y lo seguimos estando) tan immersos en lo que hacemos que no nos damos cuenta de lo rápido que pasa el tiempo.

Mrs. Fiend: El hecho de que a otra gente le guste nuestra música también es fantástico. Cuando empezamos, tanto los sintetizadores como las cajas de ritmos eran muy asequibles, así que compramos unas cuantas para usarlas en canciones, y hemos seguido haciéndolo hasta el día de hoy. Eso era lo que había, así que eso es lo que usamos, nunca pensamos o analizamos lo que estábamos haciendo. Muchos otros artistas, como Skinny Puppy, The Orb y otras mentes creativas, como el director Tim Burton, por ejemplo, han reconocido la influencia de ASF, creo que por eso hoy nos llaman “pioneros”. Al parecer fuimos uno de los primeros grupos en utilizar la electrónica de una forma más heavy, con una actitud más punk, de aquí que nos relacionen con el industrial así como con el EBM, el goth, etc. Nuestra música siempre se ha considerado muy freak, y todavía lo es, pero no ha sido hasta años después que nos hemos dado cuenta de cuánta gente ha sido influenciada por nosotros.

Nik Fiend: En todo caso, no esperábamos esta palmadita en el hombro. ¡Nos
hubiésemos esperado mucho más tiempo y todo!

¿De dónde surgió la inspiración para la imaginería tenebrosa del grupo?

Nik Fiend: Era muy fan de las películas y discos especialmente de los ‘60s y ‘70s que no eran masivamente comerciales, como las películas de serie B, o los grupos norteamericanos de garage. Muchas de estas cosas no eran tomadas nada en serio, pero eran exactamente lo que yo quería hacer. Quería hacer algo en lo que creyera, y no me iba a detener solo porque no era un producto que vendería millones.

Mrs. Fiend: Solíamos ir al cine The Scala, en Londres, y pasar la noche viendo películas de miedo en 3D o en blanco y negro, tipo “La Criatura del Lago Negro”, “Plan 9 del Espacio Exterior”, y cosas como los ciclos de terror de Hammer Productions…

Nik Fiend: ¡Ostras, sí! ¡Christopher Lee de Drácula! Solía mirar esas por la tele en casa de un colega y luego tenía que cruzar un cementerio para volver a casa… muy, muy raro. Las tumbas, calaveras, huesos, fantasmas, todo ese tipo de cosas siempre me habían tenido muy intrigado. Creo que es por lo “desconocido”; porque aunque creas que conoces todos los aspectos de la vida, todavía queda un aspecto de la vida “desconocido”. Incluso la ciencia es incapaz de provar ciertas cosas. Así que todos estos elementos han permanecido como una fuente constante de inspiración.

¿Cuáles diríais que son vuestras 5 películas de terror favoritas, de todos los tiempos? Las mías, sin ningún orden en particular son: “Re-Animator”, “Evil Dead II”, “La noche de los muertes vivientes”, “Pesadilla en Elm Street” y “Poltergeist”.

Mrs. Fiend: ¡Qué lista más interesante! “Re-Animator” es una de nuestras favoritas también, ¡y por supuesto todas las de “Evil Dead”! Aunque “Poltergeist” no nos gusta tanto…

Nik Fiend: Una vez tuve una experiencia poltergeist muy, muy rara y se me quitaron las ganas de ver la peli. ¡Y “El Exorcista” me agobió un montón! Depende también de qué humor estés cuando ves la película. A veces, por el motivo que sea, una peli te llega y te causa todo tipo de emociones.

Mrs. Fiend: “Suspiria” fue otra bastante heavy.

Nik Fiend: ¡Súper oscura!

Mrs. Fiend: Pero también nos gustan algunas películas MUY antiguas, en blanco y negro… tipo la original de Frankenstein y cualquier cosa en la que haya actuado Bela Lugosi o Boris Karloff, “El Gabinete del Dr. Caligari”, la original de “Nosferatu”. Vimos “Vampyre” de Carl Dreyer, de 1932, por primera vez hace muy poco, así que a veces se tarda mucho tiempo en descubrir las cosas buenas… ¡como nosotros!

Aquí va mi lista; vamos a hacer una para cada uno, porque sino no nos caben los títulos, ¿no pasa nada, no? 1. “Apocalypse Now” (una película de terror diferente, supongo, pero con Marlon Brando interpretando al Coronel Kruntz diciendo “el horror, el horror” hacia el final, ¡creo que debería contar!). 2. “La Matanza de Texas” (pero la original). 3. “Psicosis”. Me cagué viva cuando la ví con 12 años, sobretodo la parte en la que sale el esqueleto en la bodega con la bombilla balanceándose; ¡incluso ahora me sale la niña asustada que llevo dentro cuando la veo! La banda sonora es una pasada, también. La música en una película de terror es extremadamente importante. 4. “Hellraiser”. 5. “Freaks”.

Nik Fiend: Estoy de acuerdo con todas las citadas, y ahí va mi lista, sin ningún
orden en particular: “Pesadilla Antes de Navidad”, “Cabeza Borradora”, “Evil Dead II”, “Halloween” (la original; la primera vez que la ves no te enteras de qué está pasando, y la banda sonora es muy grande, también). “La Plaga de los Zombies” (no debí haberla visto; era un crío y en vez de estar en la cama, la vi a través de la barandilla, sentado en la escalera, y me marcó durante mucho tiempo). Esta lista podría seguir todo el día, seguro que luego me empiezan a venir más títulos a la cabeza. Esto es así a bote pronto.

¿Qué opináis de las películas de terror de hoy en día? Parece que ahora casi todas tengan un montón de efectos generados por ordenador y producciones caras, pero no estoy segura de que den igual de miedo o sean igual de imaginativas que antes…

Mrs. Fiend: Estamos de acuerdo. También es que hay cosas tipo “Saw”, que se
clasifican como películas de terror, cuando en realidad son más bien pornos de tortura…

Nik Fiend: Algunas de ellas son súper desagradables porque sí. A veces son un ascazo total. Ya hay suficiente mierda en el mundo como para encima pasar aún más tiempo mirando más mierda. Y lo peor de todo es que muchas veces las noticias las superan con
creces.

Mrs. Fiend: Creo que parte del problema es que ahora lo enseñan TODO con todo lujo de detalles y no queda nada para la imaginación. Los efectos especiales requieren de mucho ingenio; nosotros trabajamos con dos de los técnicos de efectos especiales de “Hellraiser” para el vídeo Magic (1992), así que aprendimos bastantes trucos, y hasta tuvimos a dos de los cadáveres putrefactos que salen en el filme en nuestro sótano… pero las cosas han cambiado mucho, y demasiados efectos generados por ordenador no provocan el mismo efecto. Hay que dejar algo para la imaginación, para que el público rellene los “huecos”. Como en “Psicosis”, nunca ves como se clava el cuchillo, pero SABES qué está pasando, ¡y la música le da mucha fuerza a la escena! En películas más recientes te enseñan el “monstruo” demasiado rápido, ya no hay el ingenio o la tensión de antes.

Nik Fiend: Pero todavía queda gente creativa, como Guillermo del Toro. “El Laberinto del Fauno” es impecable. Todavía se hacen cosas con inventiva, pero por desgracia muchas veces se encuentran bajo una capa de películas más comerciales. Se tarda en descubrirlas, como cierta música que sólo se descubre por accidente o a través del boca a boca.

Mrs. Fiend: “El Proyecto de la Bruja de Blair” está muy bien hecha, creo que porque se rige por los principios de antaño: no acabas de ver qué está pasando ni por qué.

Nik Fiend: Lo que hace que las películas antiguas sean tan buenas es que sólo entreves pistas o quizás una sombra. Ahora empiezan con “Esto es el fin del mundo” en la intro, y claro, de allí ya no hay hacia dónde tirar. Para usar una metáfora sexual, con muchas de las películas de ahora no hay juegos preliminares. [risas]

Mrs. Fiend: ¡Exactamente, Nik! [risas]

¿Alguna vez habéis experimentado reacciones extremadamente negativas hacia el look o las actuaciones de ASF?

Nik Fiend: Hay cierta gente a la que nuestra música en concreto les hace subirse por las pareces, y en particular los medios de comunicación solían ser muy negativos con nosotros. Pero toda la negatividad se giró a nuestro favor. Como la primera reseña de nuestra maqueta en el Melody Maker (R.I.P.), en la que Colin Irwin dijo que éramos “la cosa más fea que jamás se ha hecho en nombre de la música”.

Claro que al empezar el grupo éramos mucho más jóvenes e ingenuos, así que el hecho de que alguien se molestara en invertir su tiempo para escribir algo en plan “el cantante es tan feo que ni siquiera su mujer a los teclados puede soportar mirarlo”, nos parecía divertido. Nos parecía graciosísimo. ¡Era positivo que por lo menos se hubiesen fijado en nosotros! “Suenan como The Velvet Underground hasta el culo de barbitúricos” – todo este tipo de cosas se decían de forma muy despectiva, pero luego incluían una foto nuestra bien grande y un pie en el que ponía: “Alien Sex Fiend son una mierda”. Así que por supuesto que la gente nos empezó a descubrir. La negatividad que se nos echó encima no hizo más que atraer atención sobre nosotros. Nuestra antigua discográfica no tuvo que publicitarnos para nada, los medios lo hicieron por nosotros. ¡Así que estamos muy agradecidos!

Mrs. Fiend: Algunas de las reacciones del público eran divertidas, también. Una vez, un tío en una tienda nos preguntó si nos habíamos electrocutado ¡porque teníamos los pelos de punta! Y en Estados Unidos la gente pensaba que llevábamos disfraces de Halloween, que caía por esas fechas… Hummm, no, señora, ¡esto es lo que llevamos siempre! Pero nunca nos lo tomábamos personalmente; después de todo, siempre hubiésemos podido ir a casa, plancharnos el pelo y comprar otra ropa.

Nik Fiend: Al público le encantaba lo que hacíamos, sólo nos tenía repelús un sector determinado de periodistas ingleses, como los del NME, que en aquella época les gustaban grupos tipo Heaven 17 o ABC, así que no es una sorpresa que odiaran ASF. Esos otros grupos eran demasiado ligeros para nosotros, no nos atraían para nada.

Mrs. Fiend: La vertiente electrónica en particular de otros grupos era muy liviana, nuestro sonido era mucho más heavy y como añadido teníamos una actitud punk. Hubo gente que no lo pilló, simplemente. Y otros que “lo pillaron” más tarde, y otros que nunca lo pillarán, quizás, lo cual no es un problema… ¡sería una locura esperar que a todo el mundo le guste nuestra música!

Nik Fiend: La negatividad original hizo más obvio que había sitio para un grupo
como nosotros. Sabía que había más gente que se sentía como nosotros y que estaban buscando “algo diferente” y nosotros encajábamos ahí. Había mucha música insípida cuando empezamos y no me he ablandado con el tiempo; sigo pensando que es una mierda.

Mrs. Fiend: [risas] ¡Nik!

En 2008 estuvisteis planeando una gira especial de aniversario, el Batcave Tour, en el que íbais a tocar otra vez con Specimen, tras 25 años.

Mrs. Fiend: Esa gira se canceló. Hubieron muchos problemas serios y a pesar de todos nuestros esfuerzos, no pudimos sacar la gira adelante. Trabajamos muy duro en preparar y organizar esa gira durante un año entero, teníamos ya los visados, y toda la pesca, y nos quedamos tremendamente decepcionados, tanto nosotros como nuestros fans. De hecho, es bastante doloroso incluso ahora hablar de este tema, así que si no te importa, preferimos dejar esta pregunta sin contestar.

A principios de los ‘80s, empezásteis a dar muchos conciertos y giras por todo el mundo. ¿Cuáles son vuestros mejores / peores recuerdos de esa época?

Nik Fiend: En realidad no tenemos malos recuerdos, porque incluso las cosas malas con el tiempo o se te olvidan, o se vuelven graciosas. La verdad es que estoy muy agradecido por todas las oportunidades que he tenido.

Mrs. Fiend: Para serte sincera, fueron momentos súper emocionantes. Nik y yo nunca nos habíamos montado en un avión, algo que hoy suena muy raro, pero hace 30 años los vuelos baratos no existían. Así que irte a algún lugar como Japón en 1985 era flipante, ¡nadie había estado allí! Para mí, lo peor fue el cansacio extremo, y no hablo de estar despierta 24 horas (¡eso es relativamente fácil de sobrellevar!), sinó machacada después de no dormir bien durante semanas. En nuestra primera gira grande por los Estados Unidos y Canadá, condujimos un mini-bus (sí, en serio) ¡de la costa este a la costa oeste, y volver! Dormí sobre una funda de guitarra en un camerino en Seattle hasta que fue la hora de salir al escenario, y ni yo ni Seattle hemos sido lo mismo después de eso
[risas]. Pero es curioso cómo la adrenalina de estar en el escenario te recarga las pilas para el show y para las horas siguientes.

Nik Fiend: ¡A veces pillábamos unos resfriados tremendos, con una tos tan bestia que teníamos que dormir en camas separadas! Pero lo mismo: una vez subes al escenario, la tos para y ¡te sientes como si te fueras a comer el mundo! Es muy raro. En los inicios fue duro no tener nunca dinero. Para algunas de las giras tuvimos que irnos del piso dónde vivíamos, porque no nos podíamos permitir seguir pagando el alquiler mientras estábamos fuera durante tanto tiempo.

Mrs. Fiend: Así que realmente VIVIMOS en la carretera en esos tiempos.

Nik Fiend: Incluso las partes malas se nos hacen divertidas hoy, porque las hemos superado, pero hay ciertas cosas que nos preocupaban en esa época, como cuando nos quedamos sin gasolina en las Montañas Rocosas, en medio de la nada, con todo nevado, o cuando el radiador del bus explotó en el desierto. Claro, te preocupas porque tienes que llegar al próximo bolo a tiempo.

Mrs. Fiend: Oh, y ¿te acuerdas de esa vez con los camerinos que tenían los váteres desbordados? ¡Qué asco!

Nik Fiend: ¡Ni me lo recuerdes!

Mrs. Fiend: ¡A veces no te queda elección! [Se ríen los dos]

Vuestra próxima gira, ¿va a ser un tour de aniversario tipo “Grandes Éxitos”? ¿Qué tipo de espectáculo estáis preparando?

Nik Fiend: ¡Todas nuestras giras son como de aniversario y de “grandes éxitos!
Siempre hemos tocado nuestro material antiguo en nuestros sets, todavía nos gustan esas canciones. Nosotros creímos en las canciones, la discográfica no siempre creyó en ellas, y a veces tuvimos que pelearnos para poder publicar según qué material, así que si no creyéramos en estos temas, ni siquiera existirían. Son parte de la familia Alien Sex Fiend, son un material válido e importante para mí.

Mrs. Fiend: Todavía tenemos una larga lista de posibles temas para elegir para los shows en directo, pero sólo decidimos la lista final la misma noche del concierto, dependiendo de cómo nos sintamos Nik y yo en ese momento.

Nik Fiend: Hay algunas canciones que me encantaría incluír sí o sí, tanto para el público como para nosotros, porque todavía hablan de cosas importantes, todavía suenan bien. Un tema como “Ignore the Machine” es casi más relevante ahora que nunca, tal como están las cosas con los gobiernos y la economía. ¡Me parece que es una canción muy relevante para los españoles! Creo que nuestro público conecta con nosotros a través de nuestras letras. Jamás habríamos podido prever que por simplemente hacer lo que nos gustaba en la música y en el arte, acabaríamos llegando a tanta gente de todo el mundo.

Mrs. Fiend: Espero que podamos tocar un par de temas nuevos de nuestro último álbum, “Death Trip”, que todavía no habíamos publicado cuando vinimos de gira la última vez en el 2008, pero será un set lleno de temas “clásicos” y ¡a lo mejor alguna que otra sorpresa! Nos gusta ser espontáneos en los shows. No nos gusta tenerlo todo planeado con antelación.

Nik Fiend: Y aunque tuviéramos el mismo set list dos noches seguidas, cosa que no pasa, las mismas canciones variarían; hay mucha flexibilidad en los temas, se pueden tocar de formas distintas. El show en sí no está coreografiado, cada show es un evento especial, y lo que pasa en una noche es único. El próximo concierto podría ser totalmente diferente.

Mrs. Fiend: En algunos conciertos, una canción determinada puede sonar un poco más psicodélica, o más bailable, y en otros puede sonar más punk, también depende de la atmósfera y del humor del público.

Nik Fiend: Sí, siempre ha sido así.

Mrs. Fiend: Es una comunicación a dos bandas, entre nosotros (en particular, Nik) y el público. Nuestros conciertos incorporan bastantes elementos teatrales: el escenario está decorado, y tenemos elementos de attrezzo; Nik saca su colección de cosas como calaveras o huesos, extremidades cortadas… hay un poco de todo…

Nik Fiend: Algunos los usamos, y otros no, depende del momento. ¡Es una especie de caos organizado! En ese sentido, no hemos cambiado nada. Voy a reiterar que nos gusta lo que hacemos, porque si no nos gustara, ¡no lo estaríamos haciendo! Aunque disfrutemos las giras, siempre queremos que los shows de ASF sean eventos especiales y no quiero aburrirme de lo que hacemos simplemente para ganar dinero o por motivos de seguridad. Seguir las normas sería la forma más astuta de hacerlo, en plan, una gira de 18 meses para promocionar el nuevo álbum, montañas de márketing, una estructura corporativa de abogados, mánagers, relaciones públicas, etc, pero con tanta gente  alimentándose de esto, como vampiros, nos acabarían chupando la sangre y acabando con nosotros. Todo esto no nos atrae. Queremos que ASF siga siendo especial.

¿Qué expectativas tenéis para esta gira?

Mrs. Fiend: ¡Disfrutarla a tope! Pasarlo bien tocando y asegurándonos de que el público también disfrute. Esperamos poder hacer que todo el mundo se olvide de sus problemas durante un ratito, ofrecerles una gran noche que recordarán, esperamos, durante mucho tiempo.

Nik Fiend: ¡Será genial regresar a España y poder beber el café delicioso que tenéis allí, reencontrarnos con viejos amigos, y hacer un montón de ruido sobre el escenario! España nos encanta. Nos encanta la comida, la gente, el arte, los colores de su paisaje, ¡todo! Nos lo hemos llegado a pasar de muerte por esas tierras.

Mrs. Fiend: En otras palabras: ¡estamos impacientes por venir!

Esta entrevista fue orginialmente publicada en el número de Junio 2012 de la revista Popular 1.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s