Cruïlla Festival · 2011

Los pasados 8 y 9 de julio nos dimos cita con el Cruïlla Festival, muestra urbana que un año más amalgamaba estilos y propuestas a priori totalmente dispares (desde el hip-hop hasta el indie, haciendo un alto en el camino para el ska y el surf) en el parque del Fòrum de Barcelona. Como plato fuerte, el festival daba acogida a bandas legendarias del tallaje de Public Enemy y Madness, en las que fueron sus únicas actuaciones en nuestro país, y también levantaron expectación otros nombres que completaban el cartel, como Jack Johnson, los raperos puertoriqueños Calle 13, Iron & Wine, los autóctonos Tiki Phantoms, el estandarte del dub Lee Scratch Perry haciendo un versus contra el icono reagge Max Romeo, y Tokio Ska Paradise Orchestra.

IRON & WINE

Una de las propuestas indispensables fue la del cantautor estadounidense Iron & Wine (alias tras el cual se cobija Sam Beam desde hace casi una década), que inauguró la primera jornada de la muestra arropado por un conjunto de músicos (saxo, timbales, y coristas incluídas) para insuflar vida a su folk-rock de raíz americana. Al filo de la tarde, desde el escenario principal Iron & Wine revelaban una musculatura comparable a la de Wilco y nos transportaban directamente a Carolina del Sur a través de temas ribeteados con puntas de soul, como “Freedom Hangs Like Heaven”, el rugoso “God Made the Automobile”, y la pieza obligatoria de su catálogo que es “Woman King”.

Guitarra en ristre y enfundado en un traje negro a pesar de las temperaturas, se intuía una amplísima sonrisa entre la maraña barbuda de Beam cuando se enzarzarzó en “Free Until They Cut Me Down” y el resto de músicos le siguieron con una fuerza como si aquella fuera la primera vez que daban con la preciosa melodía jazzy de la pieza. Y es que la verdad es que Beam y los suyos supieron conectar muy bien con un público que bailó y coreó hasta la última coma, en un concierto de notable alto dónde las brillantes “Me And Lazarus” y Your Fake Name Is Not Good Enough For Me” marcaron un desenlace redondo aunque sin bises.

MADNESS

Uno de los grandes atractivos del Cruïlla Festival fue, sin lugar a dudas, la leyenda viva y superinfluyente formación británica nacida hace treinta y cinco años, banda que se encumbraría a base auténticos himnos como “Our House” y “Baggy Trousers”:  Madness, destacadísima cabeza de cartel, atrajo a miles de seguidores que pudieron disfrutar de un concierto espectacular, en el que el sonido estuvo a la altura de las circunstancias y en el que la veterana banda demostró tablas y saber hacer.

Icónicamente trajeados, luciendo gafas de sol oscuras, y con el señor Suggs a la cabeza, los prolíficos Madness trajeron al enclave barcelonés el alto voltaje en clave de ska y new wave, y derrocharon buen humor lanzándose amistosas pullas entre ellos. Empezaron fuertes: “One Step Beyond” fue la mecha que dio paso a la traca de temazos que continuaron, como “Embarrassment”, “The Prince” y la más reciente “NW5”. Si bien la instrumentación sonó absolutamente fabulosa, se podría que la voz de Suggs ha visto mejores tiempos, lo cual no quita que el hombre lo dé todo y siga siendo un monstruo de la escena. No paramos de gastar suela con “You Can’t Keep A Good Thing Down” y la entrañable “The Sun and the Rain”, que Suggs introdució bromeando: “En Inglaterra no tenemos comida ni sexo ni vino – sólo tenemos el clima”.  Incluso tras un pequeño fallo técnico, los británicos no se achantaron y no dudaron en tirar del hilo y hacer arrancarse al público con el “Help!” de sus compatriotas los Beatles mientras arreglaban el problema.

Los años no parecen pesarles demasiado a Suggs, Mike Barson, Lee Thompson y compañía, que decididamente nos ofrecieron un conciertazo irreprochable que bien se podría haber tratado de un grandes éxitos, sobre todo cuando en la recta final hicieron botar hasta al más pintado con la archiconocida “House of Fun”, la igualmente famosa “Baggy Trousers”, y la coreadísima “Our House”. Mucho ha llovido desde que Madness regalaran al mundo “It Must Be Love” pero en la noche estival el hit sonó tan fresco como lo hiciera en 1971. Dos bises más tarde, tras haber enloquecido al público por completo con “Madness” y “Night Boat To Cairo”, los londinenses se despidieron de un público lleno de amplias sonrisas. Quien no bailó, era de piedra.

PUBLIC ENEMY

El gremio de las Dos Haches se rendía a los pies de la ciudad condal el sábado 9 de julio con las programaciones paralelas de la mano del Hipnotik Festival y del Cruïlla, que competían para traer a los pesos pesados del hip-hop el mismo día y brindarnos lo mejor y más relevante del género. Sin duda, el Cruïlla le echó un par con el tremendo as que guardaba en la manga, y es que contaba con Public Enemy, auténticos referentes de la vieja escuela, a quienes les deparaba un llenazo esa noche en el escenario principal.

No veíamos a Chuck D y a los suyos por Barcelona desde la última visita del grupo de rap norteamericano al Primavera Sound, en el 2008, dónde celebraron la veintena de su aclamado álbum “It Takes A Nation to Hold Us Back”, y la expectación para volver ver a los de Nueva York se respiraba en el ambiente. Y es que a estas alturas decir que una formación clave y veterana como Public Enemy son uno de los pilares fundamentales del rap no debería sorprender a nadie.

Después del jovial resacón provocado por Madness poco menos que una hora antes, el escenario principal del Cruïlla brillaba desnudo ya atrayendo a cientos de fans que rápidamente se afianzaban un buen puesto para disfrutar del estampido de beats clásicos y líricas explosivas que a tantísimas generaciones amantes del hip-hop han hecho saltar y bailar.

Faltaban escasos minutos para las dos de la madrugada y ante el rugido unánime del público, Chuck D y Flavor Flav aparecían en el escenario, custodiados por sus escoltas particulares, y acompañados por DJ Lord, Professsor Griff, The S1W y sus icónicos bailarines, The Security of the First World (esta vez sin Uzis falsas). Ante todo, una cosa es segura: se les puede intentar definir de muchas maneras, pero a Public Enemy nunca se les tachará de mansos, porque el set hiperactivo que se marcaron hubiese dejado a tíos veinte años más jóvenes para el arrastre.

Poco después de empezar con una breve intro, la contestataria banda nos empezó a atizar con ganchos directos a la mandíbula con los clásicos “Public Enemy #1”, “Can Truss It”, y “911 Is A Joke” y alguna consigna política. Cabe recalcar que la dinámica entre los MC’s es bastante curiosa, sobre todo cuando se tiene la oportunidad de verles actuar en vivo: mientras que Chuck D emplea una precisión fría y contundente a la hora de lanzar sus rimas, es mucho más serio y parece mantener los pies sobre la tierra, Flavor Flav engatusó al público saltando como un poseso, aventurándose entre la audiencia, bailando con una jovialidad casi infantil, contando alguna que otra batallita, e incluso tomando el bajo o la batería y marcándose algún que otro solo.

Con una energía fuera de lo común, el directo de Public Enemy hubiese servido para alumbrar todo el recinto, y no sólo eso sino que la vigencia de canciones que vieron la luz hace un cuarto de siglo siguen resonando igual de rotundas que cuando agarraron a la América blanca por los testículos por primera vez. Entre tema y tema, destellearon fragmentos y medleys de canciones míticas como “Rapper’s Delight” de Sugarhill Gang, “It’s Tricky” de Run-DMC y hasta se animaron con una cachonda “My Sharona” en la que previsiblemente cambiaron el estribillo por “Baaaar-celona!”.

Bien adentrada la noche veraniega, Public Enemy no tuvieron problemas en bombardearnos  uno a uno con los temazos que han ido facturando en las últimas décadas, como “Bring the Noize”, “Don’t Believe the Hype”, “Power to the People”, “He Got Game”, “Rebel Without a Pause” y “Fight The Power”, demostrando que los años no hacen más que darles la razón.

Tx: Mia Palau


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s