CRÓNICA: DINOSAUR JR

La espectacular velada del jueves 11 en la sala Apolo fue brutal y no dejó a nadie indiferente. Dinosaur Jr, pioneros del noise rock, volvieron a Barcelona tras la reunión en 2005 de su formación original, para presentar su último trabajo, Farm, disco grabado en casa del propio J Mascis publicado el pasado mes de junio.

Como aperitivo de lujo, el propio Lou Barlow (bajista y co-fundador de la banda) abrió para el grupo arrullando con temas de su nuevo disco en solitario, Goodnight Unknown (Merge Records, 2009), y conmoviendo al público con algunos temas rescatados de la etapa Sebadoh, como los clásicos “Love Is Stronger” o “Too Pure”. Sentado, y armado simplemente de su guitarra, Barlow lubricó los oídos de la audiencia a sabiendas de la inminente embestida supersónica.

Al final de su set, Barlow ofreció tapones anunciando “¡¿Estáis preparados para Dinosaur Jr?!”. Preparados o no, los dinosaurios del rock alternativo, J Mascis (guitarra y voz), Murph (batería) y Barlow (bajo), arremetieron contra el público con su brutal, y más bien literal, barrera de sonido. Impasible ante su pared de altavoces, J Mascis dio una lección de maestría y crudeza sobre el escenario, mientras Murph, poseído a la batería, y un Barlow rabioso y entregado hacían sus veces acompañándolo.

Abrieron con los clásicos “Thumb” de Green Mind (1991) y “Budge”, de Bug (1988), con el cual elevaron la temperatura sala, llena a reventar. Demostrando porqué se autodenominan los ‘Revienta-tímpanos’, Dinosaur Jr hicieron retumbar la sala con solos guitarreros contundentes y abrasivos, derrochando energía y nostalgia noventera. El público enloquecido saltó, bailó y se desgañitó con cada hit, más infeccioso que el anterior.

Los dinosaurios hicieron un repaso a su discografía básica, y dejaron huella con un puñado de sus más enormes temas, como “Feel the Pain” (Without A Sound, 1994), seguido del clásico instantáneo “Over It” (Farm, 2009), un absolutamente desgarrador “Little Fury Things” (You’re Living All Over Me, 1987) que dio paso al himno generacional “Freak Scene” (Bug, 1988).

J Mascis no tuvo problemas en enzarzarse en solos kilométricos y pasados de decibelios en temas como “Imagination Blind” (Farm, 2009) y el apoteósico “Forget the Swan” (Dinosaur, 1985), canción con la cual cerraron el set y se fueron sin despedirse. Minutos después, ante el estruendo de un público que quería más, Dinosaur Jr salieron a por un par de bises. Barlow se acercó al micrófono para preguntar al público qué canción querían, y después de unos minutos de indecisión, arrasaron con los demoledores “Almost Ready” (Beyond, 2007) y “The Wagon” (Green Mind, 1991), colofón final con el cual el público se volvió completamente loco. Un resumen más que sobresaliente de su emblemática trayectoria y potencia escénica. Los dinosaurios no se han extinguido.

Por Mia Palau. Esta crónica fue publicada originalmente en el número de febrero (2010) de la revista POPULAR 1.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s